jueves, 7 de julio de 2011

Novena a Nuestra Madre y Señora del Carmen, segun se practicaba en el Carmen de Cádiz.



DÍA NOVENO, 15 DE JULIO.

CANTO:
Desde los cielos la Virgen bella, 
nuestra plegaria escuchó
y compasiva cual tierna Madre,
llena de gracia descendió.

Su voz divina de nuestras almas 
venció el aroma de su amor

y en rica prenda de sus ternuras,
su Escapulario nos dejó

Salve María, flor del Carmelo, 
dulce consuelo del mortal,

guía a tus hijos, Madre adorada
a la morada celestial.
ORACIÓN DÍA NOVENO

¡Oh Madre Clementísima del Carmen!

Que apareciendo al Papa Juan XXII revelasteis el gran privilegio Sabatino, concedido por Cristo en el Cielo y confirmado, aceptado y corroborado por sus Vicarios los sumos Pontífices en la tierra: ofreciendo con maternal cariño librar a los Religiosos, Terciarios y Cofrades de las voraces llamas del Purgatorio con vuestra intercesión, si cumplieren sus obligaciones y vistieren dignamente el Santo Escapulario.
Por tantas gracias, favores y beneficios, referidos en esta Novena y hechos a los que logran la dicha de ser vuestra familia, honrándose con este Sagrado vestido, os ofrezco, Madre Santísima del Carmen este Novenario en holocausto de perpetua gratitud y en eterno agradecimiento por todos ellos; Os ofrezco también vuestros méritos, gracias, excelencias con toda la gracia y gloria que su Divina Majestad tuvo a bien comunicaros: Os suplico, Madre Santísima os dignéis de continuarme vuestra gracia y maternal protección, para que enmiende mi vida y mejore mis costumbres. Baje, señora, del Trono de vuestras piedades sobre todos los que vestimos vuestro santo Escapulario y sobre toda la Iglesia militante, vuestra Santa Bendición, para que unidos en amor, en caridad y en gracia de Dios y vuestra, lleguemos a ponernos a vuestros pies en el Palacio de la Gloria. Amén.
¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.


Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.
DÍA OCTAVO, 14 DE JULIO.

CANTO:
Pues sois Madre sin igual
¡ Oh bella flor del Carmelo!
Sed nuestro amparo y consuelo
en esta vida mortal

Cual tierna Madre amorosa
el Escapulario dio
a Simón y le dijisteis
que era prenda portentosa
de vuestro amor maternal
a los hijos del Carmelo.

Es muy triste nuestra suerte
es muy triste en la muerte
Vos ¡Oh! Madre sin embargo
hacéis sea dulce lo amargo
a vuestros hijos queridos
en aquel trance tan fuerte
defendedlos con gran celo.
ORACIÓN DÍA OCTAVO

¡Oh Santísima Reina y Madre amabilísima del Carmen!

Que ampliando vuestra real clemencia a favor de los que piadosamente visten vuestro santo escapulario, os dignáis de asistirles con vuestra especialísima protección a la hora de la muerte, librándolos de las fatigas, angustias y combates de aquel terrible momento, para que no pierdan la eterna felicidad. Por este amor tan misericordioso, os suplico Madre dulcísima mía, me asistáis y amparéis con vuestra protección soberana a la hora de mi muerte, para que libre se asechanzas de todos mis enemigos y fortalecido con los Santos Sacramentos, acabe mi vida en gracia de mi Dios y merezca por vuestra intercesión una sentencia favorable para cantar eternamente en el Cielo vuestras misericordias. Amén.
¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.


Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.
DÍA SÉPTIMO, 13 DE JULIO.

CANTO:
Oid mi voz, Virgen Bella,
Madre tierna del Carmelo,
Sois del Mar, fulgente Estrella,
Sois mi dicha, mi Consuelo,
Faro sois de salvación, (Bis)

Vivid, vivid, Madre adorada,
tu hermosura me cautiva,
protegedme apiadada,
dadme Reina compasiva,
vuestra Santa Bendición.
ORACIÓN DÍA SÉPTIMO

¡Oh Liberalísima Reina, Madre y señora del Carmen!

Que para manifestar la Excelencia del Sagrado Escapulario, con que habéis honrado a vuestros hijos y Cofrades, hacéis con vuestra poderosa intercesión, que sea medicina para las enfermedades del alma y cuerpo, siendo segura señal de salud en los enfermos, de libertad a los cautivos, de fecundidad a las estériles, de felicidad a las que peligran en el parto, de penitencia a los pecadores, de firmeza a los fieles, de consuelo a los afligidos, de perseverancia a los justos, de refugio a los desesperados, de socorro a los menesterosos y finalmente de escudo inexpugnable contra el poder del Mundo, de la carne y de los demonios. Por tan singulares gracias y magnificencias hijas de vuestro ternísimo amor, os suplico, Señora Piadosísima me alcancéis de vuestro precioso Hijo, que vista santamente el sagrado Escapulario y le guarde como tesoso del Cielo, para que logrando en la tierra vuestro poderoso amparo, alcance la bienaventuranza de la Gloria. Amén.
¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.


Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.
DÍA SEXTO, 12 DE JULIO.

CANTO:
El Ave cantemos
Cantemos el Ave
A Nuestra Señora
la Virgen del Carmen.

Ave, ave, ave María
Ave, ave, Virgen del Carmen.

En vida proteges,
La muerte consuelas…
Después de mi muerte
Mis ojos te ven.

ESTRIBILLO


Quien muera y lleve
Tu santa librea
Será preservado
De la tierra eterna

ESTRIBILLO

De llamas eternas
Tu amor me preserva
Y en el Purgatorio
Nos saca de penas.

ESTRIBILLO

Que suba la nube,
La nube Eliana…
Que baje la lluvia,
La lluvia de gracias

ESTRIBILLO

¡Oh Flor del Carmelo!
¡Oh Viña florida!
Proteja tu nombre
A los Carmelitas
ORACIÓN DÍA SEXTO

¡Oh Madre Castísima y Piadosísima del Carmen!

Que apareciendo a San Simón Stok, vuestro amado Siervo y General de la Religión del Carmen, en señal de vuestra magnificencia y en prendas de vuestro maternal cariño, le disteis y vestisteis con vuestras purísimas manos el Sagrado Escapulario, como señal de salud para el alma y cuerpo, prenda de seguridad y defensa en los peligros, carácter y nota de predestinación, muralla fuerte contra todo el infierno y joya preciosísima con la que honráis a vuestros especiales hijos: ofreciéndoles que el que muriere piadosamente con él y cumpliere las obligaciones que señalasteis, será aliviado en Santo Purgatorio. Por este singularísimo favor, con que vos Madre tiernísima, ennoblecéis a vuestros hijos y Cofrades: os suplico humildemente me alcancéis de vuestro Hijo Santísimo, la Estola de la inocencia, para que vista vuestro Santo Escapulario sin mancharle con el feo borrón de la culpa y sea conocido por hijo vuestro en el alcázar de la Gloria. Amén.
¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.


Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.
DÍA QUINTO, 11 DE JULIO.

CANTO:

Al amor de María y Teresa,
congregados en un corazón,
hoy hermanos será nuestra empresa
ser cristianos de fe y oración.

Es mi madre la Virgen hermosa,
Ella en prenda de amor maternal,
ha cubierto mi pecho piadosa,
con los pliegues de su hábito real.

Al amor de María y Teresa,
congregados en un corazón,
hoy hermanos será nuestra empresa
ser cristianos de fe y oración.
ORACIÓN DÍA QUINTO

¡Oh dulcísima María, Madre y Protectora de los Carmelitas!

Que apareciéndoos al Pontífice Honorio, le mandasteis que amparase benignamente a la Religión del Carmen, perseguida en la Europa por sus émulos, y no contento con esto vuestro Maternal amor, habéis estado siempre como muro inexpugnable contra todos los que han perseguido esta vuestra Religión, o su Cofradía del Santo Escapulario. Por este singular favor, os ruego, Madre y Señora mía, me defiendas de los enemigos de mi alma, para que con tal protección, triunfando de ellos y de mis pasiones y apetitos, consiga victorioso la corona prometida a los que pelean legítimamente en esta vida, que es el Reino de la Gloria. Amén.
¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.


Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.
DÍA CUARTO, 10 DE JULIO.

CANTO:


Pues sois Madre sin igual
¡ Oh bella flor del Carmelo!
Sed nuestro amparo y consuelo
en esta vida mortal

Cual tierna Madre amorosa
el Escapulario dio
a Simón y le dijisteis
que era prenda portentosa
de vuestro amor maternal
a los hijos del Carmelo.

Es muy triste nuestra suerte
es muy triste en la muerte
Vos ¡Oh! Madre sin embargo
hacéis sea dulce lo amargo
a vuestros hijos queridos
en aquel trance tan fuerte
defendedlos con gran celo.

ORACIÓN DÍA CUARTO

¡Oh Virgen Purísima, Madre de Dios y Señora de los Carmelitas!

Que no satisfecha de haberlos honrado con singularísimos favores, obrando insignes prodigios desde el Cielo, hicisteis que fuesen y sean conocidos y tenidos por vuestros dichosísimos hijos y Hermanos, que la Religión del Carmen  se llame por excelencia vuestra, y como propia la habéis en todo patrocinado y favorecido. Por este favor y privilegio, que os habéis dignado conceder a cuantos vestimos vuestro Santo Escapulario, os suplico humildemente, Madre mía piadosísima, me alcancéis de vuestro tiernísimo Hijo, gracia para que por toda mi vida y en mi muerte sea tenido y contado  en el número de vuestros fidelísimos hijos y hermanos, y como tal os sirva de todo corazón por los siglos de los siglos. Amén.


¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.


Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.
DÍA TERCERO, 9 DE JULIO.

CANTO:


El ave cantemos cantemos el ave
a nuestra señora
la Virgen del Carmen.


las flores alfombran
tu Monte Carmelo
te sirven de orquesta
las aves del cielo.

Oh, Flor de Carmelo
Oh, Niña Florida
proteja tu nombre
a los Carmelitas.

ORACIÓN DÍA TERCERO

¡Oh amabilísima Señora, Madre y Protectora del Carmen!

Una y mil veces os alaba y engrandece mi corazón, por aquél grande afecto y cariño que manifestó vuestra inefable piedad para con los hijos y Hermanos del Carmelo: pues no satisfecha vuestra ardiente Caridad con haberlos tratado como Madre amorosa, favoreciéndoles con vuestra dulce presencia, viviendo en esta vida, dispuso vuestro tiernísimo cariño, que a la hora de vuestro felicísimo tránsito, que fue de tanto júbilo para el Cielo, asistiesen como hijos en compañía de los Santos Apóstoles, a ver y participar de los consuelos que gozó vuestra Alma purísima al pasar de esta vida a las felicidades de la eterna: dejándoles como a primogénitos aquella dichosa casa donde fuisteis concebida en gracia, y donde encarnó el Hijo de Dios en vuestras purísimas entrañas. Por este amor y beneficio, os suplico, Madre amorosísima mía, que a la hora de mi muerte me asistáis con vuestra intercesión poderosa, para que acabando mi vida en amistad y gracia de Dios, suba a besaros los pies en la Gloria. Amén.


¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.




Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:


Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.



Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.



Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.

DÍA SEGUNDO, 8 DE JULIO.

CANTO:


Desde los cielos la Virgen bella, 
nuestra plegaria escuchó
y compasiva cual tierna Madre,
llena de gracia descendió.

Su voz divina de nuestras almas 
venció el aroma de su amor

y en rica prenda de sus ternuras,
su Escapulario nos dejó

Salve María, flor del Carmelo, 
dulce consuelo del mortal,

guía a tus hijos, Madre adorada
a la morada celestial.



ORACIÓN DÍA SEGUNDO

¡Oh Virgen Castísima y Madre amorosa del Carmen!

Que viviendo en esta mortal carne, santificaste con tus Sagradas plantas el Carmelo, visitando muchas veces aquellos venerables monjes, haciéndolos tan felices, que gozaron de vuestros familiares coloquios, admirables ejemplos y celestial Doctrina, con que le enseñasteis como Soberana Maestra el camino de la Virtud y los inefables Misterios de nuestra Redención. Por este maternal amor con que favorecisteis y aun favorecéis a los hijos y descendientes de vuestro amado Carmelo, os suplico, Señora piadosísima, aceptéis este humilde tributo, que os ofrece este esclavo vuestro y Hermano de vuestra Confraternidad, para que me enseñéis como Celestial Maestra el camino recto de la santidad, para poder gozar de vuestra amabilísima presencia en la Gloria. Amén.


¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.




Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:


Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.



Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.



Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.




DÍA PRIMERO, 7 DE JULIO.

CANTO:

Oid mi voz, Virgen Bella,
Madre tierna del Carmelo,
Sois del Mar, fulgente Estrella,
Sois mi dicha, mi Consuelo,
Faro sois de salvación, (Bis)

Vivid, vivid, Madre adorada,
tu hermosura me cautiva,
protegedme apiadada,
dadme Reina compasiva,
vuestra Santa Bendición.

ORACIÓN DÍA PRIMERO
        Soberana Reina de los Ángeles, Purísima y siempre Virgen María, Madre de Dios, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, gloria de los justos, consuelo de los afligidos, refugio de los pecadores y Madre tiernísima del Carmen: una y mil veces os alaba mi alma, y os ofrezco mi corazón, por los singulares favores que aun antes de nacer al mundo hicisteis a vuestro Santo Monte Carmelo, fecundando su cumbre, entre los disfraces de una nube purísima, que denotaba vuestra Pureza Virginal y Concepción en Gracia, con tanta lluvia del Cielo, que transformasteis el Carmelo en Paraiso: habiendo sido este singular favor motivo para que el Santo Profeta Elías instituyese y dedicase esta Santa Religión a vuestra veneración y culto, reconociéndoos desde entonces por Madre y Protectora suya.
        Por tanto, Madre piadosísima, humildemente os pido me alcancéis de vuestro soberano Hijo el soberano rocío de la gracia, para que amándole de todo corazón, y sirviéndole con todas mis potencias en esta vida, sea conducido por vuestra hermosísima mano al Monte Santo de la Gloria. Amén. 


¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

        Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén.

Letanías de Nuestra Señora: 
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial: Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo: Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo: Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa único Dios: Ten misericordia de nosotros.




Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega...
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega...
Madre de Cristo, ruega...
Madre de la divina gracia, ruega...
Madre de la Iglesia, ruega...
Madre purísima, ruega...
Madre castísima, ruega...
Madre y virgen, ruega...
Madre santa, ruega...
Madre inmaculada, ruega...
Madre amable, ruega...
Madre admirable, ruega...
Madre del buen consejo, ruega...
Madre del Creador, ruega...
Madre del Salvador, ruega...
Virgen prudentísima, ruega...
Virgen digna de veneración, ruega...
Virgen digna de alabanza, ruega...
Virgen poderosa, ruega...
Virgen clemente, ruega...
Virgen fiel, ruega...
Ideal de santidad, ruega...
Morada de la sabiduría, ruega...
Causa de nuestra alegría, ruega...
Templo del Espirito Santo, ruega...
Honor de los pueblos, ruega...
Modelo de entrega a Dios, ruega...
Rosa escogida, ruega...
Fuerte como la torre de David, ruega...
Hermosa como torre de marfil, ruega...
Casa de oro, ruega...
Arca de la Nueva Alianza, ruega...
Puerta del Cielo, ruega...
Estrella de la mañana, ruega...
Salud de los enfermos, ruega...
Refugio de los pecadores, ruega...
Consoladora de los afligidos, ruega...
Auxilio de los cristianos, ruega...
Reina de los Ángeles, ruega...
Reina de los Patriarcas, ruega...
Reina de los Profetas, ruega...
Reina de los Apóstoles, ruega...
Reina de los Mártires, ruega...
Reina de los que viven su fe, ruega...
Reina de las Vírgenes, ruega...
Reina de todos los Santos, ruega...
Reina concebida sin pecado original, ruega...
Reina elevada al cielo, ruega...
Reina del Santísimo Rosario, ruega...
Reina de la paz, ruega...
         Patrocinio de la Orden Carmelitana, ruega...
         Amparo de los Carmelitas, ruega...
         Bendición de Dios, ruega...
         Reina y Hermosura del Carmelo, Ruega por nosotros.


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

          OREMOS:

Oh Dios, cuya misericordia es sin cuento y cuya bondad es tesoro inagotable, damos gracias a tu piadosísima Majestad por los beneficios que nos has concedido, no cesando con todo de suplicar a tu clemencia, que, pues nos concedes lo que te pedimos, no nos abandones, sino antes nos dispongas para recibir los premios de la vida futura.

Asístanos, oh Señor, la fuerza del Espíritu Santo, que limpie nuestros corazones y nos defienda de todas las adversidades.

Omnipotente y eterno Dios, que hermoseaste a la Orden del Carmen, a quien enaltece el título de Orden de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María, con los méritos de tus santos, nuestros padres Elías y Eliseo profetas, Ángelo y Anastasio mártires, Cirilo y Alberto confesores, Eufrasia y Eufrosina vírgenes, y otros muchos, y la restauraste maravillosamente por medio de NSM Teresa de Jesús, y por medio de NSP Juan de la Cruz la propagaste venturosamente, te suplicamos que por sus méritos y sufragios podamos venir a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


SALVE MARINERA 

Salve, estrella de los mares,
de los mares iris de eterna ventura
salve fénix de hermosura
madre del Divino Amor.

De tu pueblo a los pesares
tu clemencia dé consuelo
fervoroso, llegue al cielo,
hasta Tí, hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Salve, estrella de los mares
Salve estrella de los mares
Sí, fervoroso llegue al cielo
y hasta Tí y hasta Tí nuestro clamor.


Salve, Estrella de los mares
Estrella de los mares,
salve, salve, salve, salve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario