miércoles, 9 de julio de 2014

NOVENA DEL CARMEN. DÍA TERCERO.


Canto:
La Reina del Carmelo,
Nuestra Señora,
lleva un Niño en los Brazos,
que nos perdona,
En esos brazos quiero
estarme siempre,
en su dulce regazo
hasta la muerte.

¡Viva María!
¡Viva el Carmelo!
¡Viva su Escapulario
prenda del Cielo!

DÍA TERCERO

¡Oh amabilísima Señora, Madre y Protectora del Carmen!

Una y mil veces os alaba y engrandece mi corazón, por aquél grande afecto y cariño que manifestó vuestra inefable piedad para con los hijos y Hermanos del Carmelo: pues no satisfecha vuestra ardiente Caridad con haberlos tratado como Madre amorosa, favoreciéndoles con vuestra dulce presencia, viviendo en esta vida, dispuso vuestro tiernísimo cariño, que a la hora de vuestro felicísimo tránsito, que fue de tanto júbilo para el Cielo, asistiesen como hijos en compañía de los Santos Apóstoles, a ver y participar de los consuelos que gozó vuestra Alma purísima al pasar de esta vida a las felicidades de la eterna: dejándoles como a primogénitos aquella dichosa casa donde fuisteis concebida en gracia, y donde encarnó el Hijo de Dios en vuestras purísimas entrañas. Por este amor y beneficio, os suplico, Madre amorosísima mía, que a la hora de mi muerte me asistáis con vuestra intercesión poderosa, para que acabando mi vida en amistad y gracia de Dios, suba a besaros los pies en la Gloria. Amén

Letanías de Nuestra Señora:

V Señor, ten misericordia de nosotros
R. Señor, ten misericordia de nosotros
V. Cristo, ten misericordia de nosotros
R. Cristo, ten misericordia de nosotros
V. Señor, ten misericordia de nosotros
R. Señor, ten misericordia de nosotros
V. Cristo, óyenos
R. Cristo, óyenos
V. Cristo, escúchanos
R. Cristo, escúchanos
V. Dios, Padre celestial
R. Ten misericordia de nosotros
V. Dios Hijo Redentor del mundo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Dios Espíritu Santo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Trinidad Santa, un solo Dios
R. Ten misericordia de nosotros

Santa María,                                       
Santa Madre de Dios 
Santa Virgen de las vírgenes
Madre de Cristo
Madre de la Iglesia
Madre de la divina gracia
Madre purísima
Madre castísima
Madre virginal
Madre sin mancha
Madre inmaculada
Madre amable
Madre admirable
Madre del Buen Consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Virgen prudentísima
Virgen digna de veneración
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen clemente
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso digno de honor
Vaso insigne de devoción
Rosa mística
Torre de David
Torre de marfil
Casa de oro
Arca de la alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consuelo de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Apóstoles
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los Santos
Reina concebida sin pecado original
Reina elevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la familia
Reina de la paz
Reina del Patrocinio
Reina del Amparo
Reina de la Bendición de Dios
Reina y Hermosura del Carmelo

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
Ten misericordia de nosotros.


¡Oh Madre Amantísima del Carmen!

Pues gozo la honrosa adopción de hijo vuestro, vistiendo tu Sagrado Escapulario, dádiva de tus virginales manos y señal cierta de vuestro maternal cariño.
Consiga yo , Madre mía, de vuestro amparo, lo que os pido en esta Novena, si es para mayor honra de Dios, gloria vuestra y bien de mi alma.
Dirige Señora como Celestial Maestra mis súplicas, para que aceptándolas benignamente vuestro Santísimo Hijo, me conceda exacto cumplimiento de las obligaciones de Cristiano, y de mi estado y que yo le sirva tan perfectamente en esta vida, que merezca verle y gozarle en la eterna. Amén


 Salve
Estrella de los mares
de los mares iris
de eterna ventura

Salve
o Fénix de hermosura
Madre del Divino Amor

De tu pueblo
a los pesares
tu clemencia de consuelo

Fervoroso llegue al Cielo
hasta a ti hasta ti
nuetro clamor

Salve
salve
Estrella de los mares
salve Estrella de los mares
si, fervoroso llegue al Cielo
hasta ti hasta ti
nuestro clamor.

Salve salve
Estrella de los mares
Estrella de los mares
salve;
salve,
salve salve

No hay comentarios:

Publicar un comentario